nº160 Abril 2012 Archivo
NIPO: 726-12-003-8
promocion
En portada
Pymes e internacionalización multilateral

 

La internacionalización es habitualmente un proceso gradual. Normalmente, buscamos las primeras oportunidades de exportación en los países más cercanos o familiares y, a medida que ganamos experiencia, vamos siendo capaces de llevar a cabo operaciones más complicadas y en mercados más alejados de nuestro entorno o más complejos o de difícil acceso. Uno de estos mercados, en general más desconocido para las pymes, pero de creciente importancia, es el que vamos a abordar en este artículo (ver también El Exportador, nº 104141); hasta hace unos años, a él solo se acercaban empresas grandes o experimentadas, pero paulatinamente se va incorporando un mayor número de pymes.

 

Los proyectos de los organismos multilaterales de desarrollo representan una ventana de oportunidad muy interesante para dar un paso más en el proceso de internacionalización. Se trata de un mercado de exportación enormemente atractivo para la empresa, puesto que es auténticamente abierto y global, y porque las adjudicaciones se realizan de acuerdo a procedimientos transparentes y preestablecidos.

 

Se entiende por mercado multilateral, en sentido amplio, el conjunto de oportunidades generado por aquellas instituciones que financian proyectos de ayuda al desarrollo, aplicando unas reglas, unos requisitos y unos procedimientos competitivos y claros para la adquisición de bienes, obras y servicios. Ese mercado es, en consecuencia, muy amplio, diverso y variado, dependiendo de cuál sea la institución que financie o subvencione cada proyecto, y también de la tipología (asistencia técnica, suministro u obra) de que se trate, aunque existen suficientes elementos comunes que permiten y aconsejan, en aras de una mayor simplificación, una aproximación sistemática y un tratamiento homogéneo del mismo, sin que ello signifique dejar de lado las matizaciones y peculiaridades de cada uno.

 

Las OMD

A grandes rasgos, el conjunto generalmente denominado Organismos Multilaterales de Desarrollo (OMD) está conformado por tres grupos de instituciones, que se pueden englobar en: financieras, no financieras y un tercer grupo, de similar modo de actuación, integrado por agencias bilaterales de ayuda al desarrollo.

 

• Instituciones financieras internacionales o bancos de desarrollo. Entre ellas se pueden citar: el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Asiático de Desarrollo (BAsD), el Banco Africano de Desarrollo (BAfD), el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD), el Banco Europeo de Inversiones (BEI), la Corporación Andina de Fomento (CAF), el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), etc. Todos estos organismos tienen carácter multilateral, es decir, en ellos participan una serie de países que aportan su capital y actúan en apoyo del desarrollo de aquellos otros que resultan beneficiarios.

 

• Instituciones supranacionales no financieras. Entre ellas destacan particularmente: la Unión Europea (UE), que a través del sistema de ayuda externa de la Comisión Europea, administrado por EuropeAid, cuenta con una serie de programas que financian el desarrollo de diferentes tipos de proyectos en casi todas las zonas del mundo; y las múltiples agencias de Naciones Unidas (IAPSO, UNICEF, FAO, OMS, UNOPS, etc.).

 

• Agencias bilaterales de cooperación al desarrollo. Cabe citar: AECID, Millenium Challenge Corporation, US-AID, GTZ, SECO, DANIDA, etc. Estos organismos se dedican a promover proyectos de ayuda al desarrollo sostenible en países receptores y operan con dotaciones de recursos muy elevados y no reembolsables. Aunque se trata de cooperación bilateral, sus procedimientos de transparencia, publicidad y contratación son muy similares a los anteriores y ello justifica su tratamiento conjunto y uniforme.

 

Oportunidades: la información está en la red 

 

Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX)

          Apoyo a licitaciones internacionales

          Financiación multilateral

Unión Europea - EuropeAid

          Guía Práctica

          Country Strategy Papers (CSP)

          Dónde trabaja la Comisión Europea

          Organigrama

          Licitaciones

          Contratos marco

          TED

Naciones Unidas (ONU)

          Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo

          Plataforma de Mercado Global de Naciones Unidas

Banco Mundial

Banco Europeo de Inversiones (BEI)

          Proyectos

Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD)

          Trabajar con nosotros. Contratos públicos

Banco Interamericano de Desarrollo (BID)

          Proyectos

          Oportunidades de adquisición y de consultoría

          Información sobre mercados públicos

Banco Asiático de Desarrollo (BAsD)

          Oportunidades de negocio

          Países

Corporación Andina de Fomento (CAF)

Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE)

Banco Africano de Desarrollo (BAfD)

          Proyectos, operaciones y contratos públicos

Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID)

Otras fuentes de información

          United Nations Development Business

          Assortis

          Devex 

          Development Aid

          Goconsultancy 

          Market-consultants

          Guía de Financiación Comunitaria

 

FUENTE: ELABORACIÓN PROPIA 

 

Oportunidad creciente

El objetivo de todas las instituciones anteriormente citadas es siempre la ayuda al desarrollo y la cooperación con los países menos avanzados, la contribución al desarrollo sostenible y la lucha contra la pobreza.

 

Dada la actual coyuntura económica española, en la que la demanda de bienes y servicios se ha retraído de forma tan drástica, la internacionalización multilateral, como un nicho del proceso más amplio de internacionalización, puede contribuir, de manera exitosa, no solo a incrementar el volumen de negocio de las pymes, sino también a introducir nuevos procedimientos internos que contribuyan a una mayor competitividad de estas empresas, tras la adecuación de sus actividades a los procedimientos de un mercado muy exigente.

 

Los proyectos del mercado multilateral representan una oportunidad crecientemente atractiva para la empresa, ya que las adjudicaciones y contrataciones aseguran la competencia y proporcionan seguridad jurídica en el proceso de selección y en la fase de ejecución.

 

El flujo de recursos manejados por los OMD para sus proyectos muestra un crecimiento ininterrumpido año a año, invariablemente. De acuerdo con los objetivos de las instituciones manifestados en diferentes declaraciones y foros, este flujo, al parecer, seguirá creciendo de igual manera en el futuro. En cualquier caso, se trata de un mercado de enormes proporciones (aproximadamente 200.000 millones de dólares en 2011) y relativamente anticíclico, en el sentido de que sus cifras globales tienden a crecer aun cuando se ralentice la inversión pública en los países desarrollados.

 

Por lo que se refiere a las cifras de la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD), la OCDE pretende que las aportaciones de los países integrantes de la organización alcancen en la actual década el 0,7% de su PIB (actualmente la media se sitúa en torno al 0,3%).

 

En el caso de España, la aportación se sitúa en el 0,43% del PIB y tan solo cinco países de la OCDE superan el 0,7%: Noruega, Dinamarca, los Países Bajos, Suecia y Luxemburgo. Para llegar al objetivo previsto del 0,7%, las aportaciones y compromisos de AOD deberán aumentar notablemente en los próximos años y así se ha asumido por los diferentes donantes.

 

Sin embargo, el mercado multilateral es también un mercado muy especializado y, se podría decir, relativamente sofisticado. En tal medida, competir con éxito va a exigir un esfuerzo nada desdeñable en cuanto a aplicación de los mejores recursos técnicos y humanos, adaptación de los procesos internos y capacitación en las técnicas, metodología y herramientas necesarias para operar en el mismo.

 

A pesar de su relativa complejidad, el tamaño de la empresa no es una variable excluyente ni determinante de la competitividad en este mercado. Existen oportunidades para empresas de todos los tamaños y en multitud de ámbitos: adquisición de bienes y equipos de diferente índole, servicios de asistencia técnica y consultoría, y ejecución de obras civiles e ingeniería. Por citar solo algunos de los sectores más dinámicos, se pueden encontrar decenas de proyectos de energías sostenibles, desarrollo rural, infraestructuras básicas, transportes, sistemas de comunicación, modernización de catastros y registros, tecnologías de la información, fortalecimiento institucional, reingeniería de procesos, equipos de emergencia, educación y capacitación… Geográficamente, la lista de oportunidades es también prácticamente ilimitada, siempre dentro del entorno de los países menos desarrollados. 

 

La participación en esta tipología de proyectos obliga a las compañías a perfeccionar sus propios procedimientos, ya que las sitúa en competencia con los mejores; pero, a su vez, trabajar con organismos internacionales tiene múltiples ventajas: cifras de contratación elevadas, convocatorias permanentes, diversificación de riesgos, seguridad de cobro, transparencia del proceso, facilidad de acceso a la información, referencias adquiridas muy valoradas internacionalmente, etc. 

Páginas
1 2