nº145 Octubre 2010 Archivo
NIPO: 705-10-012-0
promocion
Emiratos Árabes Unidos… estándares occidentales


Desde el punto de vista de la inversión, las ventajas que presenta el país para las empresas españolas son: las buenas infraestructuras de comunicaciones; la abundancia de mano de obra cualificada a precios convenientes; la ausencia de impuestos sobre el beneficio; un consumo elevado y el aprecio por los productos de calidad; y, por último, la existencia de un tratado de doble imposición con España.


El principal problema para las empresas españolas es que la legislación mercantil en vigor limita la participación accionarial de los socios extranjeros a un máximo del 49% del capital social. Esta limitación no existe cuando la empresa se instala en una de las zonas francas, pero, en contrapartida, los costes de instalación son más elevados y las empresas se ven limitadas en la distribución de sus productos o servicios, por lo que necesitan generalmente un agente o distribuidor para poder operar. Además no hay que olvidar el exceso de burocracia existente, las dilaciones para la concesión de licencias y autorizaciones, sobre todo en las empresas de servicios, o las restricciones a la propiedad inmobiliaria.


Los sectores que cuentan en estos momentos con demanda de inversión extranjera son la industria de transformación, agua y electricidad, industrias extractivas y energéticas no eléctricas, distribución comercial e intermediación comercial y financiera, logística y construcción.


Además, para la construcción y gestión de infraestructuras, así como para la prestación de servicios públicos, se están promoviendo fórmulas en régimen de PPP (participaciones público-privadas), especialmente para la construcción y gestión de plantas de generación eléctrica y desalinización.


Por último, aunque los datos de la inversión española no son muy elevados, la evolución ha sido positiva en los dos últimos años: en 2008 se alcanzaron los 10,04 millones de euros, que en 2009 aumentaron hasta los 34,95, según los registros de DataInvest.


 

Incentivos a la inversión

El principal incentivo es el establecimiento en zonas francas, cuyo atractivo es la posibilidad de ostentar el 100% del capital social. Además, en estas zonas se permite la repatriación de capital sin sujeción a ningún gravamen, no hay restricciones en la importación o exportación de divisa extranjera, y existen facilidades para la contratación de trabajadores y para la obtención de financiación.


Actualmente, dada la diversidad de zonas francas existentes, se está produciendo una especialización sectorial entre ellas, lo que provoca que cada zona ofrezca unas determinadas ventajas que las hacen más atractivas frente a sus competidoras, como, por ejemplo, la oferta de energía a un precio más bajo precio. (Más información sobre zonas francas en los Emiratos Árabes Unidos en: www.uaefreezones.com).


De la misma manera que el sistema tributario es totalmente laxo, no existen incentivos fiscales. En este sistema sí tienen mucho peso las tasas, los precios públicos y los recargos, tanto a escala federal como de cada emirato, pero sobre estos aspectos no pesa ninguna excepción. Desde un punto de vista sectorial, tampoco hay previsto ningún tipo de incentivo. Sin embargo, el Gobierno del emirato de Fujairah concede vacaciones fiscales de cinco años a las empresas hoteleras establecidas y, a partir del sexto, se negocia el tipo que se vaya a aplicar sobre los beneficios netos.

 

Agencias de apoyo a la inversión

 

En los Emiratos Árabes Unidos hay varios organismos que se encargan de apoyar la inversión extranjera; así, la Dubai Development & Investment Authority facilita el acceso de los inversores a los proyectos, ofrece asistencia y también financiación para su desarrollo, y otorga incentivos específicos acordes al proyecto. Además, de manera más general ofrece estudios macro y microeconómicos sobre aspectos legales, población, finanzas, etc.


En el emirato de Abu Dhabi existe una entidad, la Higher Corporation for Specialized Economic Zones, que se encarga de la creación y del régimen de las zonas económicas especiales de este emirato. No solo opera y gestiona las zonas económicas, sino que ofrece facilidades para obtener licencias industriales y un centro de contratación de mano de obra extranjera, así como alojamiento para los trabajadores.


Por otro lado, en las cámaras de comercio de cada uno de los siete emiratos se puede obtener información sobre el mercado y sobre los trámites administrativos necesarios para establecerse en el país.
DIVISIÓN DE INVERSIONES Y COOPERACIÓN EMPRESARIAL. ICEX



 

Páginas
1 2