nº138 Febrero 2010 Archivo
NIPO: 705-10-012-0
promocion
Mercados
De la piel al paladar

 

La clave para el éxito en este mercado con enormes posibilidades de expansión se encuentra en convencer al consumidor de las cualidades del producto para su uso culinario, hasta ahora desconocida.

“El mercado del aceite de oliva en la India está creciendo de manera vertiginosa. Hasta ahora únicamente se utilizaba con fines cosméticos, pero hoy en día los consumidores son cada vez más conscientes de los beneficios que el aceite de oliva aporta a la dieta. Eso, en un país con la población de India, se traduce en oportunidades de negocio innumerables”, dice Kamal Aggarwal, director de importación de Advanced Life Sciences Pvt. Ltd., empresa dedicada a la importación de aceite de oliva.

En la actualidad, el 60% del aceite de oliva que se consume en el subcontinente indio se dedica como aceite para masajes -entre otros usos cosméticos- y solo el 40% del aceite se destina a fines culinarios. No obstante, el esfuerzo de las empresas, fundamentalmente italianas y españolas, para la introducción de su uso con estos fines se va viendo recompensado. “En un país en el que el consumo de aceites vegetales refinados -palma y soja fundamentalmente- todavía es masivo, los médicos suelen recomendar el consumo de aceite de oliva, lo que supone un acicate en las campañas de promoción”, comenta Clara García, responsable de Productos Agroalimentarios de la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España (Ofecomes) en Nueva Delhi.

 

La India, con una población de 1.147 millones de habitantes, es el mayor importador de aceites comestibles del mundo (seguido por la UE y China). Cada año, el subcontinente indio consume entre 12 y 12,5 millones de toneladas de aceite. Sin embargo, el consumo de aceite de oliva per cápita se encuentra en torno a los 12 kilos por año. Esta cifra es considerablemente inferior a la media mundial (28 kilos por persona y año) y la de los países desarrollados, que consumen entre 44 y 48 kilos por persona y año. No obstante, las estimaciones de la Asociación India del Aceite de Oliva apuntan a un aumento del consumo de aceite de oliva en un 95% en el período de 2007 a 2012.

 

Estas reveladoras cifras, junto con la reducción de los aranceles sobre el aceite de oliva -del 40% al 7,5% y al 0% en virgen extra- que el Gobierno indio ha llevado a cabo recientemente, hacen de la India un mercado más que prometedor.

La producción de aceite de oliva en el país es inexistente a día de hoy. A pesar de que se están llevando a cabo proyectos de plantaciones en colaboración con empresas extranjeras, de momento no se aprecian como una amenaza para los dos países que dominan el mercado local del aceite de oliva: España e Italia. Ambos se reparten casi a partes iguales el mercado. En 2008, España gana la partida para las importaciones de aceite de oliva, sin embargo Italia sigue siendo líder del mercado del aceite virgen extra.

 

Educar al mercado


El aceite de oliva es un producto conocido debido a su utilización en los tradicionales masajes ayurvédicos. La ventaja de esta situación es que la sociedad india ya percibe los beneficios del aceite de oliva para la salud, pero aún no entiende las diversas funciones que puede tener este condimento en la comida, por lo que resulta necesario mostrar a los consumidores los beneficios que aporta.

 

 “La tendencia es superar el mercado cosmético y de masajes y explotar las posibilidades que representa el consumo de aceite de oliva para cocinar, que es un nicho de mercado mucho mayor y en expansión”, apunta Surabhi Arora, analista de mercado de la Ofecomes en Nueva Delhi.

 

El consumo de carácter gastronómico está limitado por el momento a las clases medias-altas y altas de la población -el precio del aceite de oliva es casi siete veces superior a un litro de aceite de soja o palma- y está relacionado con los platos tradicionales italianos, pasta y pizza fundamentalmente.

 

De ahí la importancia de las campañas de comunicación, como la que está llevando a cabo en la actualidad el ICEX, junto a la Agencia Andaluza de Promoción Exterior (EXTENDA), y las asociaciones ASOLIVA (Asociación Española de la Industria y el Comercio Exportador del Aceite de Oliva) e Interprofesional del Aceite de Oliva Español, que consiste, entre otros, en la instalación de puntos de información e incluso la realización de degustaciones en gimnasios, parques, supermercados, centros comerciales y clínicas médicas y dietéticas para la promoción del producto español bajo la marca genérica Olive oil from Spain. No solo se trata de impulsar el consumo del aceite de oliva, sino de crear imagen-país.

 

Llegar a todos


Un importante reto para la venta de aceite de oliva en la India es la distribución. El mercado presenta una gran atomización de la cadena de distribución: un 80% de la distribución se hace en pequeñas tiendas de barrio, ya que no existe un gran número de supermercados ni centros comerciales, por lo que la clave se encuentra en llegar al mayor número de puntos posible.

 

 “Las mejores armas son una red de distribución potente y apoyo constante al importador”, comenta Enrique Sancerni, manager de exportación del SOS. Por ello, según Clara García, los productores son casi unánimes al apuntar la elección del importador “como una decisión estratégica para la penetración del mercado indio”.


 

 

Ver  cifras del sector

 

Principales ferias


Annapoorna - World of Food India 
Feria internacional de alimentación y bebidas
Bombay
Próxima edición: del 24 al 26 de noviembre de 2010
Organiza:
Koelnmesse GmbH
Representación en España:
Koelnmesse Ibérica SL
Tel. 913 598 141
Fax 913 500 476
info@koelnmesse.es

IFDE India
Feria internacional de alimentación y bebidas
Nueva Delhi
Próxima edición: del 2 al 4 de diciembre de 2010
Organiza:
Tarsus Group Limited
Tel. 00 44 208 846 27 00
Fax 00 44 208 846 28 01